Si tú no eres de las personas que estornudan mucho, puede ser molesto y confuso si de repente comienzas a tener ataques de estornudos. Pero los estornudos no ocurren de la nada, a menudo hay una razón detrás de esto.

Todos tenemos pequeños pelos en la nariz que actúan como nuestros defensores contra los invasores externos que pueden dañarnos, estos pequeños pelos, conocidos como cilios, detectan si hay algo de lo que su nariz o cuerpo quiere deshacerse, y desencadena un estornudo para sacarlo. Por este motivo las personas estornudan.

Evidentemente, si de repente comienzas a estornudar mucho, querrás saber por qué, para que puedas detenerlo. Aquí algunos aspectos a tomar en cuenta.

HAS DESARROLLADO ALERGIAS ESTACIONALES

Puedes vivir toda tu vida sin tener ningún problema con las alergias y de repente desarrollar sibilancias, tos, ojos rojos y también, estornudos gracias a las alergias estacionales que aparecen en la edad adulta. Una señal de que tu estornudo puede deberse a alergias estacionales es que muchas personas con alergias estacionales tienen estornudos tipo ametralladora, que pueden durar mucho tiempo.

TIENES UN RESFRIADO

Las personas generalmente asocian los resfriados con el invierno, pero pueden ocurrir en cualquier época del año. Y estornudar podría ser uno de los primeros síntomas. Tu resfriado básico es una de las razones más comunes por las que las personas estornudan.

HAS DESARROLLADO ALERGIA A LA CASPA DE LAS MASCOTAS

Si bien muchas personas que son alérgicas a las mascotas tienen síntomas cuando son niños, es posible desarrollar una alergia a las mascotas como adultos o tener problemas con un tipo particular de perro o gato al que simplemente no estuvo expuesto en el pasado.

Además, esa caspa de las mascotas puede provocar ataques de estornudos. Si notas que solo tienes problemas cuando estás en la casa donde hay un perro o un gato, vale la pena comunicarse con un alergólogo para hacerse la prueba.

FUISTE A UN LUGAR DE DIFERENTE CLIMA

Es raro pero cierto, los cambios extremos de temperatura pueden provocar estornudos. Es fácil sospechar que podrías tener alergias si comienzas a estornudar en el momento en que sales de tu casa, pero si se detiene después de uno o dos minutos, puede deberse simplemente al cambio de temperatura.

ALGUIEN FUMA CERCA DE TI

El fumar en realidad puede irritar la nariz y provocar estornudos. Además, si estás regularmente cerca de alguien que fuma o siempre te encuentras atrapado detrás de los fumadores en la calle, podría hacerte estornudar.

TIENES UN PROBLEMA CON LAS ESPECIAS

Esto es algo a tener en cuenta si sigues estornudando cuando estás en tu cocina o cuando comes, tu nariz puede irritarse al inhalar una especia, como por ejemplo la pimienta. Existen personas que comienzan a estornudar con o después de una comida, en particular, después de comer una comida muy picante.

Si últimamente has estado estornudando mucho, es una buena idea ver a un alergólogo para descubrir qué es exactamente lo que está provocando tus ataques. También pueden evaluarte para averiguar qué está sucediendo. Y cuanto antes sepa qué está causando sus estornudos, antes podrá detenerlo.