Hablar dormidos

HABLAR DORMIDOS

El hecho de hablar dormidos, en el campo del sueño, también se conoce como “somniloquia” que es un trastorno del sueño, esto implica hablar inconscientemente durante el sueño.

el hablar dormido varía en su contenido y presentación, desde murmullos y palabras sin sentido hasta narraciones completas, complicadas y coherentes. Hablar dormido puede ser espontáneo, pero también puede ser inducido por otra persona que habla con ellos mientras duerme.

HABLAR DORMIDO PUEDE SER GENÉTICO

Aunque cualquiera puede experimentar un sueño hablando, esto puede ser genético y tiende a ocurrir más en hombres y niños. La falta de sueño, el alcohol y las drogas, la fiebre, el estrés, la ansiedad y la depresión también pueden provocar estos episodios.

Hablar durante el sueño se ve comúnmente en el contexto de otros trastornos del sueño, especialmente parasomnias como por ejemplo: terrores nocturnos, excitaciones confusas, sonambulismo, apnea del sueño y trastorno del comportamiento REM.

Hablar del sueño que comienza naturalmente después de los 25 años a menudo se ve junto con otros problemas psicológicos o médicos. En algunos casos severos, hablar durante el sueño puede estar asociado con convulsiones nocturnas.

EL CONTENIDO DE LA CONVERSACIÓN PUEDE ESTAR RELACIONADO CON EXPERIENCIAS PASADAS O PRESENTES

El contenido de la conversación durante el sueño puede ser completamente circunstancial, pero también puede estar relacionado con experiencias diurnas pasadas o presentes. Decodificarlo puede ser imposible o incluso innecesario. Hablar durante el sueño puede ocurrir en cualquier momento durante la noche y durante cualquier etapa del sueño. En la primera parte de la noche, las personas tienden a estar más en las etapas más profundas del sueño y hablar durante el sueño puede sonar más como murmullos.

A medida que avanza la noche, el sueño se vuelve más ligero.

HABLAR DORMIDO NO ES FÍSICAMENTE DAÑINO

Hablar dormido no es físicamente dañino, pero puede ser muy incómodo para la persona, incluso puede ser una molestia para cualquier persona cercana que esté tratando de dormir.

Las personas que hablan dormidas pueden evitar dormir en presencia de otros por temor a que pueda interrumpir el sueño de otra persona.

Para la gran mayoría, hablar durante el sueño es un fenómeno de corta duración que es benigno y no requiere ningún tratamiento.

Pero, si ocurre varias veces por semana o interrumpe el sueño de un compañero de cama, hay que considerar hablar con un especialista en sueños para descartar cualquier otro trastorno psicológico o médico subyacente que pueda causar el problema.

Además, Independientemente de la frecuencia, hay que seguir una higiene adecuada del sueño, por ejemplo: mantener un horario de vigilias regulares, dormir lo suficiente todas las noches, evitar el alcohol y el tabaco por la noche, evitar la cafeína a partir de la tarde en adelante y sobretodo minimizar el estrés y la ansiedad es muy útil y recomendable.

Los compañeros de cama pueden encontrar que los tapones para los oídos pueden ayudar a reducir el ruido. Si hablar en el sueño crea una cantidad significativa de insomnio para una pareja que se acuesta, puede ser aconsejable dormir en habitaciones separadas hasta que el sueño esté mejor controlado. Dormir mejor por la noche provocará menos frustración entre la pareja y en general un mejor estado de ánimo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: © Contenido protegido !!