El miedo a la oscuridad es un miedo común y típico para la mayoría de los niños. El miedo a la oscuridad generalmente comienza a surgir en la infancia. Cuando las habilidades cognitivas de los niños se expanden, también lo hace su imaginación. Así, para algunos niños, este miedo nunca desaparece.

Algunos niños se ven gravemente afectados por su miedo a la oscuridad. Los niños que tienden a tener una personalidad ansiosa pueden estar más debilitados por estos temores. Pueden seguirte de una habitación a otra y pueden negarse a entrar a cualquier habitación oscura si están solos e incluso durante el día.

La hora de acostarse puede ser una pesadilla completa. Los niños pueden tardar horas en irse a dormir y pueden despertarse durante toda la noche debido a sus miedos. En general, nunca es demasiado temprano para comenzar a capacitar a los niños para luchar contra sus miedos. Incluso puedes comenzar a enseñarle a tu niño a combatir sus miedos.

Armar a sus hijos con mecanismos para enfrentar sus miedos les dará un comienzo rápido para enfrentar los desafíos y reducirá su nivel de ansiedad en el futuro.

VALIDA LOS MIEDOS DE LOS NIÑOS NO LOS DESCARTES

Una de las formas más importantes de ayudar a los niños es validar primero su miedo a la oscuridad. Esto puede parecer inadecuado, pero en realidad tiene algún mérito.

Los padres, con mucha frecuencia, les dicen a nuestros hijos que están bien, cuando no se sienten bien. Hazle saber a tus hijos que tu comprendes que tienen miedo y que es normal tener miedo a la oscuridad.

Explícales a tus hijos que la oscuridad da miedo sólo porque no podemos ver lo que nos rodea. Cuando no podemos ver lo que nos rodea, nuestra imaginación puede hacernos preocupar por cosas que no están allí. Puedes decirles a tus hijos, por ejemplo: cuando tu imaginación intente engañarte, enciende la luz y verás que estás bien.

TEN INTERRUPTORES DE LUZ ACCESIBLES PARA LOS NIÑOS

Para ayudar a los niños a que se sientan empoderados, haz que los interruptores de luz sean más accesibles para ellos. Algunos niños pequeños son más altos que otros y para algunos esto puede no ser un problema, pero para aquellos que están en el extremo inferior de la tabla de crecimiento, esto puede ser un gran desafío durante los primeros años.

Afortunadamente, el mundo de los productos innovadores para niños pequeños no nos ha fallado. Puedes encontrar varias marcas de extensores de interruptores de luz en las tiendas por internet.

NO ASUMAS QUE SABES POR QUÉ LA OSCURIDAD ASUSTA A TUS HIJOS

Los niños pequeños son personas, con sus propios miedos únicos e impredecibles. Entonces, a pesar de que tus hijos podrían darte una respuesta obvia a la pregunta ¿Qué crees que está en la oscuridad? tales como monstruos o criaturas, es mejor no asumirlo por completo. Abordar la oscuridad, sin el miedo asociado con la oscuridad, es como ponerse un curita sin saber lo que está cubriendo.

A veces desconocemos que algunos programas de televisión para niños pueden tener temas temibles para ellos. Los niños se asustan fácilmente. Algunas series infantiles también contribuyen a las pesadillas sobre diferentes criaturas y monstruos

No podemos proteger a los niños de todo lo que verán y observarán, pero podemos tener discusiones sobre lo que ven y hacer que algunas de esas imágenes e historias sean menos aterradoras para ellos.

ELIMINA LAS SOMBRAS ATERRADORAS EN LA HABITACIÓN DE TUS HIJOS

A menudo las sombras en la habitación de los niños es lo que los asusta y los mantiene despiertos por la noche. Por lo general, es un objeto que los niños pueden identificar en su habitación lo que está causando la sombra. Es recomendable sacar las muñecas, percheros y títeres de la habitación de tus hijos.

Siéntate con tus hijos en la cama cuando la luz de la noche esté encendida. Pídeles que te muestren qué áreas de la habitación los asustan por la noche. Si hay una sombra obvia, encuentra la fuente de la sombra y muéstrasela a tus hijos. Puedes decir algo, por ejemplo, como: mira, era tu muñeca haciendo esa sombra en la pared. Podemos mover tu muñeca al armario y la sombra se habrá ido.

ENSEÑA A TUS HIJOS A DIVERTIRSE CON LAS SOMBRAS

Una forma de desensibilizar a tus hijos de las sombras es divertirse con títeres de sombras. Haz un espectáculo de títeres de sombras con tus manos. Enséñales a tus hijos a manipular sus manos para que se vean como cosas diferentes en su pared.

Puedes conseguir linternas de sombra que están cubiertas de plástico que pasan sobre la linterna y brillan imágenes que se proyectan en la pared. Durante las vacaciones, a menudo puedes encontrar este tipo de linternas en cualquier tienda. Enseñar a tus hijos a jugar con las sombras desmitificará el concepto de sombras y las hará menos aterradoras en el futuro.

DALES A TUS HIJOS DESAFÍOS DONDE PUEDAN GANAR UNA RECOMPENSA POR ENFRENTAR SUS MIEDOS

Este es un enfoque que se utiliza con bastante frecuencia en terapias psicológicas que anima a los padres a usar este enfoque en casa para abordar muchos miedos. Cuando tus hijos tengan miedo de ir a otra habitación porque está oscuro, diles algo, por ejemplo, como: puedo ir contigo o puedes enfrentar tus miedos y aceptar un desafío. Si vas solo, puedes ganar un premio.

Siempre deja que tus hijos decidan si quieren tomar un desafío o no. Obligar a los niños a enfrentar sus miedos es ineficaz y en realidad exacerbará el problema en el futuro. Una caja de premios alienta a los niños a superar sus miedos y utilizar los mecanismos de afrontamiento que les han estado enseñando. Puedes apoyar verbalmente a tus hijos recordándoles sus mecanismos de afrontamiento, como: tú puedes hacerlo.

Ayudar a los niños a superar sus miedos a la oscuridad requerirá tiempo y paciencia. Los niños aprenden a través de la repetición y tú puede tener las mismas discusiones y probar muchos enfoques antes de ver el progreso. La clave es ser consistente y no darse por vencido.

Categorías: NIÑOS Y ADOLESCENTES