El amor es algo brillante. Entonces, cuando lo encontramos, estamos ansiosos por disfrutar el trofeo. Pero, qué tienen las personas que nos hace desear el amor en primer lugar. Resulta que la razón más esencial es probablemente la menos romántica.

En líneas generales, el vínculo de pareja humano es un impulso para mantener la especie en existencia, con el tiempo, la tendencia a encontrar una conexión de amor evolucionó de las relaciones basadas en la necesidad a las de disfrute. Hoy en día, enamorarse está socialmente definido.

Si no tuviéramos historias de amor para establecer la expectativa de enamorarse, podríamos no hacerlo. Sin embargo, aun así nos uniríamos, ya que el amor contemporáneo es más exitoso cuando componentes clave como la pasión, el compañerismo y el compromiso están presentes.

¿CÓMO ES QUE AMAMOS?

Las etapas iniciales del amor, así como la forma en que lo perseguimos y lo damos a lo largo de nuestras vidas depende mucho de nuestros padres. Nosotros nacemos como bebés indefensos, dependientes de nuestros padres para satisfacer nuestras necesidades, y el amor, entonces, se convierte en satisfacción de necesidades y buscamos este mismo amor cuando somos adultos.

Según la teoría del apego desempeña un papel importante en el desarrollo del amor por nuestros padres, porque cuando los niños están protegidos y cuidados por padres disponibles y receptivos, tienen satisfecha su necesidad de cuidado emocional. Por lo tanto, aprenden a amar a los padres.

Lo que los niños aprenden sobre el amor de sus padres determina cómo amarán a los demás como adultos. Sin embargo, si tus necesidades emocionales no fueron nutridas, no te desarrollaste completamente y en cambio te convertiste en un adulto exigente y ansioso buscando el amor que tiraste de niño.

Eso no quiere decir que las personas de hogares no amorosos no sean capaces de amarse a sí mismas, pero es posible que necesiten hacer un trabajo adicional para resolver sus problemas.

EL CEREBRO Y EL CUERPO SOBRE EL AMOR

Nuestro cerebro está conformado para apoyar la unión de parejas. Cuando las personas se enamoran, entran en un estado de limerencia, que es una manera elegante de decir enamoramiento. Esto sucede porque nuestros cerebros y hormonas se vuelven locos cuando nos enfrentamos a un sincero interés amoroso.

Cuando estamos en compañía del ser querido, el cerebro produce más serotonina, lo que da una sensación de bienestar, más endorfinas, que son analgésicos naturales, y más dopamina, lo que aumenta el placer. Este sentimiento es una recompensa que nos hace querer más.

¿POR QUÉ ALGUNAS PERSONAS ENCUENTRAN EL AMOR MÁS FÁCILMENTE QUE OTRAS?

Para la mayoría de personas, el enamoramiento es un proceso algo complicado.

Para poder encontrar el amor, primero se debe ser capaz de amar, y debemos tener este amor para darnos a nosotros mismos. Cuando te sientes amable, proyectas eso y otras personas lo notan, Al buscar una pareja, la persona que no se siente digna de amor no puede presentarse como encantador. Esta falta de confianza se traduce en necesidad, lo que resiste los posibles intereses amorosos. También, cuanto más una persona solitaria busca el amor, más lo evita. Cuanto más necesitados aparezcan, menos posibilidades hay de que alguien entre en su vida para satisfacer esas necesidades, por esto es fundamental amarse a uno mismo sin depender de las opiniones de otras personas.

Una vez que esté listo para amarse a sí mismo y esté abierto al amor externo, el resto es cuestión de tiempo y química. Aunque se diga que los opuestos se atraen, en realidad en la mayoría de los casos no es cierto. El objetivo principal es encontrar a alguien que comparta tus mismos valores, quiera las mismas cosas para la relación que tú quieres, evidentemente está de acuerdo contigo en cómo obtener esas cosas y, finalmente existe una profundidad mutua de amor y deseo el uno por el otro.

Efectivamente, el amor es relativo, así que no esperes que tu relación se vea, sienta o actúe igual que las experiencias pasadas o como las de tus amigos.

CONSULTA PSICOLÓGICA – (CLIC AQUÍ)

Categorías: PAREJAS Y FAMILIA