El llorar es una excelente manera de liberar emociones y procesar situaciones difíciles. Pero cuando las personas comienzan a sentir que no tienen control sobre sus emociones, puede significar que algo más serio está sucediendo.

LA DEPRESIÓN

La depresión es un trastorno del estado de ánimo marcado por sentimientos persistentes de tristeza o entumecimiento que pueden provocar llanto inusual. Si ha tenido un cambio en la cantidad de llanto y es coherente con su estado de ánimo, entonces debe pensar en la depresión. Los signos de depresión incluyen sentimientos de tristeza, desesperanza o vacío, pérdida de interés, trastornos del sueño y fatiga.

LA ANSIEDAD

Con un trastorno de ansiedad viene una preocupación excesiva, irritabilidad, dificultad para concentrarse y también lágrimas. Según estudios realizados, los trastornos de ansiedad son la enfermedad de salud mental más común. Y afectan a más del dieciocho por ciento de las personas. Si sospecha que está experimentando un exceso de ansiedad, consulte con un profesional, que puede recomendarle terapia, medicamentos, medicamentos complementarios o cambios en su estilo de vida.

LOS TRAUMAS EN LA NIÑEZ

Según los especialistas las personas que tuvieron una infancia traumática o que han experimentado eventos traumáticos extremos a menudo llorarán más de lo que se considera una respuesta normalizada. Esto se debe a que su sistema nervioso simpático experimenta el trauma o ansiedad en la misma forma de respuesta somática, independientemente de la escala de cuán traumático sea realmente el evento.

EL ESTRÉS

Según los científicos, el esfuerzo que se puede tomar para evitar la tristeza, la ansiedad, las malas noticias o algo que lo perturbe podría verse comprometido cuando uno está estresado. Cuando el cuerpo está luchando con estos fuertes sentimientos, el cerebro de los sentimientos se hace cargo del cerebro pensante y gobierna el día, permitiendo que las lágrimas fluyan más fácilmente. El estrés también aumenta los niveles de cortisol, lo cual, puede aumentar la hipersensibilidad y la reactividad ante una situación desafiante o estresante.

LA PERSONALIDAD

Todos tienen su propia personalidad única, que es su colección de comportamientos, rasgos y cogniciones. Las diferencias biológicas en la estructura y fisiología del cerebro pueden afectar su personalidad y sensibilidad emocional, lo que podría provocar más lágrimas. Los neurocientíficos no están exactamente seguros de la neuroanatomía detrás del llanto, pero saben que involucra el sistema límbico. Así como las personas que están más ansiosas tienen diferencias en la sensibilidad de su amígdala, también las diferencias en el llanto está relacionado con diferencias genéticas en la sensibilidad del sistema límbico.

LAS HORMONAS

Las hormonas son los mensajeros químicos que controlan las funciones corporales como el hambre, la reproducción, las emociones y el estado de ánimo. Cualquier cosa que cause un cambio en las hormonas, como el tiempo premenstrual, el posparto o la menopausia, puede hacer que las mujeres lloren más fácilmente.

LA SOCIALIZACIÓN

Según estudios, las mujeres generalmente experimentan sus sentimientos en mayor capacidad que los hombres. Las mujeres se socializan para explorar, hablar y mostrar sus sentimientos desde una edad más temprana que los hombres. Esto significa que llorar, una expresión típica de tristeza, el dolor o la vulnerabilidad les es más familiar. Las normas culturales hacen que sea más difícil para los hombres expresar sus emociones. Se ve a muchos niños en el colegio de primaria y secundaria que luchan contra las lágrimas, mientras que las niñas de la misma edad lloran abiertamente.

Categorías: NOTICIAS Y ACTUALIDAD