Nosotros bostezamos todos los días, y generalmente en los momentos más inoportunos. ¿Pero alguna vez te has preguntado por qué bostezamos? ¿Es sólo por cansancio o hay otras razones? Aquí aprenderemos más sobre este hábito.

Los científicos están encantados por los bostezos, y algunos han desarrollado sus carreras estudiando los bostezos y desarrollando teorías sobre ellos. Forjan hipótesis, realizan experimentos y desarrollan enfoques sobre por qué la gente bosteza.

Los científicos que estudian los bostezos provienen de entornos mixtos. Algunos son psicólogos y otros psiquiatras, que observan los aspectos conductuales del bostezo. Otros son neurólogos que estudian las condiciones neuronales asociadas con el bostezo. Además, algunos son patólogos interesados ​​en cómo los bostezos están conectados a diferentes enfermedades.

EL BOSTEZAR ES BÁSICAMENTE UN GRAN ALIENTO

Una parte de la respuesta a la pregunta de por qué bostezamos es tan simple como la respuesta a por qué respiramos. La respiración nos permite tomar oxígeno, que alimenta nuestras células y expulsa dióxido de carbono, que es un subproducto de la respiración celular. Cuando no está respirando eficientemente, se cansa y se vuelve lento porque el oxígeno no llega a las células y se está acumulando dióxido de carbono.

Los bostezos son grandes respiraciones. Esta acción significa que los bostezos permiten que el cuerpo absorba cantidades más significativas de oxígeno. A su vez, en realidad ayuda a explicar por qué bostezamos cuando estamos cansados, nuestro cuerpo necesita más oxígeno para continuar.

DETENER UN BOSTEZO ES CASI IMPOSIBLE

¿Alguna vez has comenzado a bostezar y trataste de detenerlo? Tal vez estuviste en una reunión, hablando con alguien importante, o no quisiste que te atraparan bostezando. Es posible que hayas podido sacar parte del bostezo por la nariz, pero no puedes detener por completo un bostezo que ya está en progreso.

Pero lo que es igualmente irritante es cuando comienzas a bostezar y estás esperando la sensación de satisfacción que proviene de un bostezo inusualmente grande, pero luego el bostezo se detiene en seco.

PENSAR EN BOSTEZAR PUEDE HACERTE BOSTEZAR

Quizás ya hayas bostezado varias veces con sólo leer este artículo. Para muchas personas, el sólo pensar en bostezar puede hacerles bostezar. Los científicos no están seguros de por qué, pero parte de la razón puede estar detrás del contagio de los bostezos.

El hecho es que gran parte de la psicología y la fisiología está detrás del bostezo y sigue siendo desconcertante para los científicos. Sin embargo, hay muchas teorías sobre por qué bostezamos, especialmente por qué bostezar con tanta frecuencia parece ser contagioso.

LOS BOSTEZOS SON CONTAGIOSOS

Alguna vez te has sentado en una habitación con otras personas, y cuando una persona comenzó a bostezar, ¿parecía que se extendía automáticamente? Alternativamente, tal vez estabas hablando con alguien, y cuando uno de ellos bostezó, la otra persona inmediatamente hizo lo mismo.

Sí, los bostezos son contagiosos. Es posible que un virus o una bacteria no los causen, pero la forma en que se pueden propagar puede indudablemente hacer que se sientan así. Además, hay muchas explicaciones de por qué los bostezos son contagiosos, todos los cuales probablemente tienen cierto grado de validez.

EL PATRÓN FIJO DE ACCIÓN

El patrón fijo de acción, generalmente se refiere al comportamiento instintivo que tiene que ocurrir, hasta el punto de completarse, como una necesidad biológica. El patrón fijo de acción es bastante común en el reino animal, pero también puede ocurrir entre humanos. Es causada por redes neuronales específicas que responden a estímulos externos, como ver bostezar a otra persona.

Cuando el estímulo externo alcanza las redes neuronales, comienza un patrón de liberación, en el que la persona o animal, tiene que completar una acción en una respuesta instintiva. Algunos científicos piensan que cuando ves bostezar a alguien, el patrón fijo de acción se activa y hace que otras personas bostecen en respuesta.

EL EFECTO CAMALEÓN TAMBIÉN EXPLICA EL BOSTEZO CONTAGIOSO

El efecto camaleón es un término más coloquial para lo que se conoce como mimetismo no consciente. Somos seres innatamente sociales, como tal, imitamos los comportamientos de las personas que nos rodean, a menudo de manera consciente o inconsciente. Es por eso que cunando eres niño o niña, querías el mismo par de zapatillas que los otros niños de tu clase.

También puede explicar por qué a veces, bostezar parece ser contagioso. Cuando alguien bosteza, nuestros impulsos sociales se activan y nos obligan a comportarnos de la misma manera, nos guste o no.

BOSTEZAR AYUDA A ENFRIAR EL CEREBRO

En un estudio, un grupo de estudiantes universitarios de biología se convirtieron en sujetos de prueba en un experimento para comprender mejor los bostezos. Los estudiantes enfriaron sus cerebros o los calentaron aplicando en sus cuellos y frentes paños fríos o calientes.

Luego vieron videos de personas bostezando para poder captar un bostezo en respuesta. Los que habían enfriado sus cerebros bostezaron menos que los que los habían calentado. Los científicos que realizaron el experimento creen que la explicación es que bostezar realmente enfría el cerebro.

LOS BOSTEZOS SON COMO JABÓN PARA LA SANGRE

Ten en cuenta que los bostezos son grandes respiraciones que tomas instintivamente. Si bien tu cerebro puede estar respondiendo a señales sociales y neurológicas, a menudo hay razones menos profundas por las que bostezamos. Una es que solo necesitamos más oxígeno y necesitamos expulsar más dióxido de carbono.

El oxígeno ayuda a limpiar la sangre al eliminar las impurezas. Tomar un gran bostezo sobrealimenta este proceso de limpieza al infundir la sangre con una entrada de oxígeno. Esto significa que mientras tu boca está abierta en un bostezo, básicamente actúa como un gran filtro.

BOSTEZAR PUEDE ESTAR CONECTADO A NUESTRO RELOJ BIOLÓGICO

Nuestros relojes biológicos son mecanismos internos que regulan nuestras actividades de acuerdo con nuestras necesidades físicas. Por ejemplo, nuestros relojes biológicos nos dicen cuándo necesitamos dormir, a menudo a la misma hora todos los días.

Algunos científicos creen que bostezar puede ser un rasgo evolutivo que está conectado a nuestros relojes biológicos. Puede ser un comportamiento impulsivo en el que los cuerpos de nuestros antepasados ​​señalaron que necesitan cambiar a una actividad diferente. El acto de bostezar reinicia los cerebros para que puedan terminar efectivamente una tarea y comenzar una nueva.

BOSTEZAR LIBERA DOPAMINA

La dopamina es la hormona en el cerebro que te ayuda a sentirte relajado. Es un neurotransmisor que ayuda a controlar cómo te mueves, cómo te sientes y qué tan bien recuerdas las cosas. Bostezar en realidad estimula a tu cerebro a liberar dopamina, lo que ayuda a explicar por qué los bostezos te hacen sentir bien.

Esta es una buena razón para alentarlo a que intente no detener un bostezo. La dopamina es esencial para su salud en general, y los bajos niveles de dopamina están asociados con cosas, desde depresión hasta trastorno bipolar y TDAH, incluso esquizofrenia. La dopamina es una de las hormonas del placer que hace que las diferentes actividades se sientan bien.

CONSULTA PSICOLÓGICA – (CLIC AQUÍ)