La razón principal por la que nos tomamos un tiempo libre es que la vida a veces puede ser muy dura. Y tú te acuerdas ¿cuándo fue la última vez que aprovechaste tu tiempo libre? Inclusive cuando no estás trabajando, siempre hay algo que debe hacerse. Para algunas personas, tomarse cualquier momento para uno mismo es algo cansado. Pero, aunque mantenerse ocupado es importante, también lo es el tiempo libre. No hace falta mucho tiempo, incluso unas pocas horas aquí y allá pueden ayudar mucho. Si no se está permitiendo un poco de tiempo para relajarse y reflexionar, es posible que se tenga algunas dificultades. Aquí hay algunas de las razones por las que el tiempo libre ocasional es muy importante.

TE HACE MÁS PRODUCTIVO O PRODUCTIVA

Para algunos profesionales, la idea de dejar de trabajar para ser más productivos les parecerá una locura. Sé que siempre tengo trabajo más que suficiente para ocupar mi tiempo, y puede ser difícil convencerte de que debes tomarte un descanso. Pero cuando asumimos demasiado, a menudo nos volvemos más lentos en el trabajo, cometemos más errores y, al final, nos cuesta más tiempo. Dar un paso atrás en el trabajo nos ayuda a aclarar nuestras mentes y, de hecho, puede mejorar nuestra resolución de problemas. Puedes volver al trabajo renovado y listo para lograr más.

REDUCE EL ESTRÉS

La mayoría de nosotros experimentamos cierta cantidad de estrés en nuestro trabajo. Es desagradable, pero si podemos manejarlo, a menudo aprendemos a vivir con él de manera efectiva. Los problemas surgen cuando se abruma con el trabajo y no se permite el tiempo para manejar su estrés. Se ha demostrado que participar en una actividad de ocio actúa como un alivio del estrés. Las investigaciones muestran que las personas que dejan de trabajar los fines de semana experimentan menos estrés que las que continúan trabajando incluso en los días libres. Tómese un tiempo lejos de estas situaciones para que pueda aprender a lidiar mejor con ellas.

MEJORA TU ESTADO DE ÁNIMO

Al igual que con el estrés, se ha demostrado que un tiempo de ocio ocasional mejora el estado de ánimo de las personas. Las demandas del trabajo y los problemas con los que se encuentra en el trabajo pueden ser frustrantes. Es difícil escapar de ese sentimiento de frustración si nunca se permite la oportunidad de salir de esa atmósfera. A veces, un poco de tiempo alejado de una situación frustrante puede brindarle claridad y ayudarlo a superar el problema.

SE LOGRA UN EQUILIBRIO ENTRE LA VIDA PERSONAL Y LABORAL

A pesar de lo que algunos piensen, es posible lograr un equilibrio entre trabajar y tomarse un tiempo para uno mismo. El equilibrio entre la vida personal y laboral es una prioridad cada vez mayor para muchos profesionales, especialmente aquellos que ingresan en los llamados “años de jubilación”. Pero para lograrlo, es necesario saber dónde separar los dos. Tomarse en serio su tiempo libre le permite establecer esas reglas y estructura entre cuando está trabajando y cuando no lo está.

TE MANTIENE ACTIVO

Darse un tiempo para relajarse no significa que deba permanecer inactivo. De hecho, a menudo ocurre lo contrario. Cuando nos consume el trabajo, a menudo descuidamos la actividad física. Sin embargo, puede usar su tiempo libre para hacer caminatas, andar en bicicleta, practicar deportes o cualquiera de las actividades para las que normalmente no tiene tiempo. Este tiempo fuera del trabajo le brinda la oportunidad de salir y moverse. Es bueno estar orgulloso de la ética de trabajo, pero ten en cuenta que el tiempo libre es algo que debe aceptarse y no ignorarse.

CONSULTA PSICOLÓGICA – (CLIC AQUÍ)