No hay un tema tan complicado y subjetivo como la moral. Además, esto ha sido una discusión controvertida durante siglos, y seguirá siéndolo hasta el final de los tiempos, muy probablemente. ¿Qué está bien y qué está mal? ¿Qué significa ser una buena persona? ¿Qué es lo malo y cómo debemos tratarlo? Preguntas como estas han desconcertado a los filósofos y pensadores durante mucho tiempo, y nunca hay una respuesta concluyente.

Tal vez, la representación más obvia de los dilemas éticos de la moralidad es ser abogado. Algunas personas desaprueban e incluso desprecian a los abogados porque se hacen una pregunta aparentemente simple, pero mucho más complicada de lo que la mayoría cree: ¿Cómo puede un abogado penalista defender a alguien que es culpable?

CULPABILIDAD FÁCTICA Y CULPABILIDAD LEGAL

Una cosa que debes entender es que una prueba no debe mostrar si una persona realmente lo hizo o no. Esto es lo que se llama culpa objetiva, y ese nunca es el propósito de un juicio. Se trata de si la fiscalía puede probar si cometió el delito, y eso se conoce como culpa legal.

Es por eso que los abogados penalistas van más allá para demostrar que su cliente es inocente, no les importa tu culpa o inocencia real, porque no es su trabajo. Están allí para preservar la integridad del sistema y mantenerlo honesto, y es su deber presentar un caso justo.

LOS ABOGADOS PENALISTAS NO DETERMINAN LA CULPA

Nos guste o no, el trabajo de un abogado defensor no es determinar la culpa. Ese trabajo se asigna a la fiscalía, quien está acusado de hacer todo lo que esté dentro de sus capacidades, y dentro de los límites de la ley, para demostrar que un acusado es culpable.

Los abogados explican que el trabajo de un abogado defensor es defenderlo lo mejor que pueda y hacer todo lo posible para que lo absuelvan. Ya sea un asalto, robo o cualquier otro cargo, su trabajo es defender a su cliente y demostrar que es inocente.

HAY QUE PROTEGER A LOS INOCENTES

La gente constantemente pregunta, ¿cómo pueden los abogados penalistas defender a los culpables? Pero, nadie pregunta ¿Cómo puede un fiscal condenar a una persona inocente? ¿O qué pasa si esa persona inocente fue encontrada culpable e injustamente sentenciada a muchos años de prisión?

Por eso es imperativo que los abogados defensores defiendan muy bien a sus clientes. Al final del día, ¿quién puede saber realmente si una persona es culpable? La mayoría de las veces, no hay testigos, y la evidencia puede mentir. Se supone que un abogado debe defender su vocación y hacer todo lo posible para defender a la persona porque podría ser inocente.

Ha habido cientos de casos en todo el mundo donde las personas fueron declaradas culpables, sólo para que se revoque esa sentencia décadas después de que surjan nuevas pruebas. Para entonces, ya es demasiado tarde. La persona está muerta o pasó muchos años en prisión para ser un ser humano normal. Esta es la importancia de defender al acusado hasta el momento final.

LA AUTOCONSERVACIÓN

Piénsalo de esta manera, cuando un abogado defiende a su cliente de la mejor manera posible, también lo hace por autoconservación. Nosotros, como humanos, somos capaces de hacer cosas buenas, pero eso no significa que no haya lugar para el interés propio. Si ese mismo abogado que defendió a un presunto culpable fue acusado de un delito o fue arrestado injustamente, querrían la misma defensa rigurosa, porque es su derecho.

ASEGURAR UNA SOCIEDAD JUSTA

La protección del estado de derecho es quizás la razón principal por la que los abogados defienden a sus clientes, pase lo que pase. Si esos abogados no hicieran eso, dependería de la policía determinar la culpa de una persona.

Básicamente serían jueces, jurados y verdugos porque todas sus pruebas serán aceptadas y admisibles. Pero cuando los abogados van más allá para defender a sus clientes, dependen del juez y ciudadanos reales determinar si el acusado es culpable o no. Se deja a las partes imparciales decidir si esa persona, de hecho, cometió el delito del que se le acusa, y eso asegura que la justicia y la ley prevalezcan en la sociedad.

Nunca encontrarás un abogado que le pregunte a su cliente si cometió o no el delito porque no es su trabajo hacerlo. Incluso si el acusado admitió su culpabilidad, podrían estar protegiendo a alguien, o podrían ser acusados ​​de algo mucho menos de lo que se les acusa. Es por eso que se necesita una defensa justa y sólida, y siempre será el trabajo de un abogado defensor proporcionarla.

CONSULTA PSICOLÓGICA – (CLIC AQUÍ)