Ya sabemos que estornudar es totalmente normal. Entonces, todos lo hacemos, pero a veces estos estornudos salen de la nada, y no tiene nada que ver con tener un resfriado. Por eso, aquí algunas razones del porqué las personas estornudan mucho o porqué una persona estornuda mucho.

TENER ALERGIAS

Aquí, la razón más obvia por la que no puedes dejar de estornudar. Los estornudos se producen cuando una partícula extraña o un irritante golpea el tejido nasal. Entonces, estornudas para eliminar por la fuerza la partícula de la cavidad nasal. Además, en una alergia, tu cuerpo tiene una reacción exagerada a algo normalmente benigno, como el polen de las plantas o la caspa de los animales.

Asimismo, si el estornudo viene con otros síntomas clásicos de alergia, como secreción nasal, congestión y picazón en los ojos, especialmente si sales o estás cerca del gato de la familia, entonces es muy probable que sea una alergia. Si no, entonces podría ser otra cosa.

TENER SINUSITIS

Tanto las alergias como el resfriado pueden convertirse en sinusitis, una infección que causa inflamación de los senos paranasales. Los síntomas incluyen goteo posnasal, sensibilidad facial, tos, fiebre y fatiga. Afortunadamente, la mayoría de las infecciones sinusales suelen ser virales y te sentirás mejor en aproximadamente una semana.

Pero, si las infecciones sinusales vuelven a aparecer o se asocian con síntomas de alergia como secreción nasal o estornudos crónicos, hay una buena probabilidad de que las alergias sean la causa principal de las infecciones sinusales. El tratamiento de la causa subyacente, en este caso, las alergias, ayudará a resolver el problema.

EFECTO SECUNDARIO DE ALGÚN MEDICAMENTO

Un extraño efecto secundario de algunos medicamentos, como los betabloqueantes o incluso los AINE provoca estornudos. Además, ciertos medicamentos pueden conducir a respuestas nerviosas extrañas, haciendo que estornudes. Felizmente, esto es muy raro.

Si notas repentinamente un estornudo repentino por nuevos medicamentos, ciertamente puede ser molesto, pero no es razón suficiente para dejar de tomarlos. Habla con tu doctor primero.

LOS AROMAS O PERFUMES

Por ejemplo, puede ser que gracias a la señora que te encontraste en un ascensor que decidió empaparse de fragancia, no puedes dejar de estornudar. Es un tipo de rinitis no alérgica, lo que significa que tus fosas nasales se inflaman en respuesta a un irritante, como el perfume. Esto no es causado por alergias.

Tu mejor opción es hacer todo lo posible para evitar olores fuertes, sabiendo que a veces puede ser difícil, si no imposible. También puedes intentar usar un enjuague nasal una o dos veces al día.

TENER UN PÓLIPO NASAL

Estos crecimientos grises como sacos en el revestimiento de los senos paranasales, que pueden provocar estornudos, congestión nasal, secreción nasal y disminución del sentido del gusto y el olfato, son muy similares en los síntomas de las alergias estacionales.

Las alergias pueden hacerte más propenso a ellas. Es probable que tu médico diagnostique pólipos con un examen físico y te recomiende medicamentos como esteroides nasales que pueden reducir los estornudos y permitirle respirar con calma nuevamente.

LA CONTAMINACIÓN EXTERNA

La contaminación al aire libre puede causar estornudos porque las pequeñas partículas de contaminantes pueden ser fácilmente absorbidas en tu cavidad nasal. Además, al igual que en las alergias, tu nariz quiere que salgan estas cosas. Desgraciadamente, la contaminación del aire puede hacer que los alérgenos sean más potentes y empeorar tus síntomas o provocar nuevas alergias.

No hay mucho que puedas hacer para cambiar el aire libre, pero necesitas ayuda sobre cómo detener los estornudos crónicos. También, puedes consultar a un alergólogo que puede ayudarte a elaborar un plan de acción.

LA CONTAMINACIÓN INTERNA

Si no hay un buen flujo de aire en tu hogar, es difícil deshacerse efectivamente de los contaminantes del aire interior, que también pueden provocar un festival de estornudos. Piensa en el humo del cigarrillo o el moho. Los niveles de contaminantes del aire interior pueden ser cien veces más altos que en el exterior.

También, pasamos el noventa por ciento de nuestro tiempo adentro, lo que lo convierte en un mayor problema. Descubrir y solucionar problemas subyacentes, como el moho, es un paso importante para mejorar la calidad del aire en tu hogar. También lo es la ventilación adecuada. De tal manera, se sugiere abrir ventanas y puertas, usar ventiladores de ventanas, y encender los escapes de la cocina y el baño para que fluya el aire fresco.

Categorías: NOTICIAS Y ACTUALIDAD