La actitud superficial que las personas atribuyen al sexo tiene mucho que ver con este tema.

A las personas les gusta la idea de ser irresponsables con la sexualidad, lo toman como una diversión, un juego. Lo que no saben es que la sexualidad a largo plazo tiene muchas consecuencias.

La sexualidad no planificada o planificada conduce a tener niños o niñas.

Cuando las personas despiertan al darse cuenta de que no tienen el dinero para criar a un niño o niña, convenientemente se deshacen de él.

Pues, el niño o niña está arruinando la diversión.

PARA ALGUNOS PADRES LAS RAZONES NO SON TAN SUPERFICIALES

Los niños, que son el resultado de una violación o de un incesto, por lo general, son abandonados por sus padres, porque según ellos, los hijos nunca fueron buscados o planificados.

Existe una gran propensión a rechazar a esos niños o niñas, ya que son recordatorios constantes del abuso.

Este acto despiadado también lo puede hacer un padre o una madre que se siente incapaz de identificarse con un niño recién nacido con una complicación de algún tipo, como una deformidad, SIDA u otra enfermedad terminal.

El padre considera que un niño con esas características será un equipaje de por vida que lo afectará física, emocional y económicamente.  

De esta manera, para evitar todo este estrés, se abandona a un niño con la ilusión de que muera, o alguien que tenga mejores posibilidades para cuidarlo se haga cargo de él.

CRIAR HIJOS ES UN TRABAJO DURO

Efectivamente, criar hijos es un trabajo duro y algunos padres, para facilitarse la vida, solamente envían un poco de dinero a los familiares que se quedaron con ellos, para de esta manera no estar involucrados en la vida de sus hijos. Si los padres pensaran mucho en el terrible resultado de este acto atroz no sólo en la vida de estos niños sino también en todas sus relaciones futuras con sus cónyuges, hijos o colegas en el trabajo, con el efecto dominó que afecta muchas generaciones por venir, no lo harían.

Los estudios psicológicos señalan que si un niño es rechazado por sus padres, éste, en un futuro es probable que se vuelva inseguro, controlador e incapaz de tener relaciones significativas a lo largo de su vida

LAS CONSECUENCIAS DE ABANDONAR A LOS HIJOS

Un hijo criado por un pariente, o en un orfanato probablemente tomará cualquier religión a la que esté suscrito.

Además, cuando los cuidadores practican, por ejemplo, la brujería el niño también es inducido a ello.

Los niños en un hogar de acogida pueden ser cientos, con una cantidad de cuidadores que solo los cuidan como parte de su deber pagado.

Estas personas pueden no hacer ningún esfuerzo para impartir valores importantes de la vida, como la honestidad, moralidad y respeto por la autoridad.

Categorías: NIÑOS Y ADOLESCENTES