Es bastante común en los niños pequeños el morder, sin embargo esto es muy preocupante para los adultos. En la casa, un miembro de la familia o en la escuela o colegio, un compañero de juegos o un compañero de clase, puede ser mordido. El morder puede ser doloroso y espantoso cuando sucede. Molesta a otros niños y a menudo enoja a los profesores y a otros adultos.

Las mordeduras generalmente son causadas por diferentes factores:

MORDEDURAS EXPERIMENTALES

Son realizadas por bebés y niños pequeños mientras exploran su mundo. Se llevan todo a la boca y a veces muerden en ese proceso. Se puede ayudar a disminuir las mordeduras diciéndoles por ejemplo ¡No, morder lastima!” y ser muy firme al decirlo. Ofrézcales cosas que puedan morder con seguridad, como por ejemplo aros de dentición.

MORDEDURAS DE FRUSTRACIÓN

Son las que ocurren cuando los niños pequeños se frustran y no pueden hacer frente a una situación. Hasta que aprendan a jugar cooperativamente, pueden responder a las demandas de otros niños golpeando o mordiendo. Algunas pautas útiles para disminuir este tipo de mordeduras incluyen mantener los tiempos de juego cortos y los grupos pequeños, también, supervisar de cerca los juego de los niños pequeños.

MORDEDURAS IMPOTENTES

Son las que suceden cuando un niño necesita sentirse poderoso. A veces, el niño más pequeño de la familia usa las mordeduras para ganar poder. Para ayudar a prevenir este tipo de mordeduras se recomienda asegúrese de que su hijo se sienta protegido y que no siempre sea molestado por otros, además que explique la situación a los niños mayores y obtenga su ayuda para hacer las cosas más imparciales.

MORDEDURAS ESTRESANTES

Son las que se realizan cuando un niño está bajo mucho estrés emocional. Morder puede ser un signo de angustia o dolor cuando el niño está molesto o enojado. Si esto pasa hay que tratar de averiguar qué le molesta a su hijo, estar atento a lo que sucede justo antes de que ocurra la mordida y ayudar a su hijo o hija a encontrar otras formas de expresar sus sentimientos. Además Hay que hacerle saber que morder está mal y retirarlo inmediatamente de esa situación.

CONSULTA PSICOLÓGICA – (CLIC AQUÍ)